Archivo de la etiqueta: marijo

Agur Ermua!

Estándar

SAMSUNG DIGITAL CAMERASAMSUNG DIGITAL CAMERA«Tengo que ir a la plaza a despedirme de mis amigos», me dice El Hadji a modo de saludo en cuanto entra por la puerta de casa, al volver de pasar el fin de semana en Bilbao. Y, sin darme tiempo a responder, el chavalote continúa : «Ya sé que luego vamos a ir a cenar pinchitos con Mikel, Ander y Aitor, a ese bar que ponen las patatas bravas tan ricas». Pero, antes de cenar, El Hadji iba a tener una grata sorpresa. A las 19:45, nada más volver de la plaza, suena el timbre. Es la andereño Pili. «Tori, hau zuretzat», le dice a la vez que le entrega un paquete. El Hadji lo abre y no da crédito a lo que ve. Es una cámara de fotos. El chaval está tan emocionado que no acierta ni a decirle  «eskerrik asko». Después de comprar unas txutxes para llevar a Dakar, vamos al bar donde hemos quedado. Mikel ya está esperándonos en la puerta. A continuación, llega Idoia y, un poco más tarde, Ander y Aitor. Los cuatro chavales cenan bien y se lo pasan aun mejor. El Hadji está eufórico. Llega el momento de la despedida. «Eh, que yo estoy contento, que mañana me voy a mi casa», repite El Hadji  una y otra vez. De regreso a casa, le llama por teléfono a Marijo, la andereño del curso pasado. «Pero, un poco de pena sí que te dará irte, ¿no?», le insiste Marijo. «No, no, que estoy curado y me voy a mi casa», le contesta El Hadji con firmeza. Es hora de irse a dormir, pero el sueño no llega. A los tres nos cuesta conciliar el sueño. Son muchas emociones. Se entremezclan muchos sentimientos. Pero, sin duda, el sentimiento que predomina es de alegría, sobre todo, porque hemos tenido la gran suerte de ser parte de una historia con final feliz: El Hadji vuelve a su casa, con los suyos y, lo más importante, regresa totalmente recuperado.  Por tanto, sólo nos queda agradecer toda la ayuda que hemos recibido, que ha sido mucha, a todas las personas que nos han acompañado en esta aventura: Eskerrik asko, bihotz-bihotzez, eta Urte Berri On denontzat!

Anuncios

Anaitasuna: eskerrik asko denoi!

Estándar

SAMSUNG DIGITAL CAMERAEl domingo pasado por la tarde El Hadji estaba cabizbajo. Aunque le preguntamos varias veces si le pasaba algo, la respuesta siempre era la misma: «No, no me pasa nada». Yo intuyo que era un cierto “vértigo” a lo desconocido. El viernes, día 6, cuando fue a la presentación en la ikastola, el chaval se encontró con algunos cambios inesperados y entiendo que necesitaba un tiempito para digerirlos. Por una parte, sus figuras de referencia habían cambiado: no estaban ni la andereño Marijo ni la andereño Pili. Por otra, su grupo tampoco era el mismo, menos mal que algunos niños del curso pasado continuaban en la misma gela. Afortunadamente, a medida que iba avanzando la semana, a El Hadji se le veía más contento. «Hoy he estado viendo el blog con la andereño Idurre. La otra andereño se llama Lorea y también es muy maja. Y con los niños muy bien. Ah, también tengo deberes», nos dice mientras se quita la mochila al entrar en casa. El Hadji tiene mucha suerte. El curso pasado tuvo unas andereños  y unos compañeros magníficos y este curso va por el mismo camino. El Hadjiren izenean: Eskerrik asko denoi!

«¡Más deberes, no!»

Estándar

SAMSUNG DIGITAL CAMERA«Ha llamado la andereño Marijo y le he dicho que me han quitado la sonda y que ya estoy meando y que estoy muy bien», me dice El Hadji nada más verme entrar en casa. Le pregunto qué tal le ha ido la mañana y la respuesta no se hace esperar: «Controlando la meada; mañana sin dodotis. En la calle me lo he pasado muy bien jugando con los niños». Para que no falte de nada, por la tarde ha habido algunos “escapes” y, además, El Hadji insiste en que se ha aburrido mucho, porque sus amigos no estaban en la plaza. Le propongo que, en caso de aburrimiento, lo mejor es venir a casa y aprovechar el tiempo haciendo deberes. «No, no. Eso, no. Mejor en la plaza. Ya he hecho antes de salir», me responde con gesto contrariado. En ese momento, llaman a la puerta. Son los padres de Eider, una niña de la gela de El Hadji. Vienen a traernos un sobre de la Ikastola. «Suponemos que son trabajos para el verano», nos dicen. «¡No. Más deberes, no!», exclama El Hadji aun sin saber qué hay dentro del sobre.

Crema de calabaza y morros

Estándar

SAMSUNG DIGITAL CAMERA«Floren ha hecho la comida, así que, si te parece,  nosotros podemos  hacer la cena», le propongo a El Hadji mientras comemos. «Sí, pero  yo no sé hacer la cena, ¿Qué hacemos?», me pregunta el niño un poco agobiado. «¡No te preocupes! Podemos hacer  crema de calabaza. Yo te digo cómo se hace y tú vas haciendo lo que yo te diga», le sugiero a El Hadji con total “espontaneidad “.  Dicho y hecho. Nos ponemos manos a la obra y hacemos la crema en un santiamén. Como tenemos la cena hecha, decidimos ir a dar un paseo y, como es día de pintxo-pote, mejor que mejor. De vuelta a casa, calentamos la crema, le añadimos unos cuadraditos de pan y a cenar. «Sí que está rica la crema de calabaza. Cuando vaya a Senegal, se la voy a hacer a mi madre», nos dice El Hadji durante la cena.

► ☼ ☼ ☼ ☼ ☼ ☼ ☼ ☼ ☼ ◄

Cómo último día de clase, la andereño Marijo se despide de sus alumnos y alumnas dándoles un beso. El Hadji no está por la labor y se escapa. En la puerta de la Ikastola le espera Floren charlando con la Andereño Pili. El  Hadji llega como si nada, pero al momento aparece la Andereño Marijo y les cuenta lo que ha pasado. Pili le echa la “bronca” a El Hadji y, finalmente, éste acepta y le da dos besos a  la anderño Marijo. Ya en casa, le pregunto por qué se ha comportado de esa manera y he aquí la respuesta: «porque mi morro es mío, ¿no?».

Mimos, protagonismo…

Estándar

SAMSUNG DIGITAL CAMERASAMSUNG DIGITAL CAMERAComenzamos el día con tranquilidad, como corresponde a un domingo. Sobre las 11:00 llega la primera visita: Txema. El Hadji lo recibe con un caluroso abrazo y, cuando Txema se va a separar, él dice  «más, más…» (mimos). Después de tomar un cafecito y un buen rato de tertulia, El Hadji y Floren acompañan a Txema al autobús. A continuación, para aliviarle el síndrome de “enclaustramiento”,  vamos a dar un paseo por el pueblo. “El Hadji, El Hadji”, oímos cada dos pasos. Por supuesto, el niño está encantado con tanto protagonismo. Por la tarde, recibimos la visita de las andereños Pili y Marijo. Vienen sin prisa y El Hadji se lo agradece. Por su puesto, nosotros también. Además le traen un regalo muy valioso: todos los dibujos y trabajos manuales que los niños y niñas de su gela le han hecho mientras El Hadji ha estado en el hospital. Neska mutilak: mila esker, apartak zarete! Después de cenar, llega la hora de ir a dormir, momento en el que se activan todos los males. Por fin, tras tomar un vaso de leche y masajito, cae rendido. ¡Mañana será otro día!

Visitas

Estándar

SAMSUNG DIGITAL CAMERAAyer fue día de llamadas y visitas. Al mediodía llamó la andereño Marijo y  le dijo a El Hadji que, seguramente, iría hoy domingo a hacerle una visita. ¡Qué cara de satisfacción la de El Hadji! Pero las sorpresas no habían hecho más que empezar. Por la tarde, Alex y Markel (compañeros de clase de El Hadji) le han hecho pasar un par de horas estupendo. Han estado jugando a distintas cosas pero, finalmente, El Hadji se las ha arreglado para darles una “paliza” a cuatro en raya. «Ha venido la andereño a verme», me dice en cuanto he entrado en casa. «¿La andereño? Al mediodía me has dicho que vendría el domingo», le digo. «No, tú no sabes. Ha sido la andereño Pili y también va a venir otro día», me contesta El Hadji con gesto de enorme alegría. Nada más marcharse sus amigos, El Hadji pone cara de “circunstancias”. Le pregunto si le duele algo y me dice «dolor no, que tiene aburrido». Después de tantas emociones le ha venido el bajón.

Eskerrik beroenak Anaitasunari

Estándar

SAMSUNG DIGITAL CAMERAEl Hadjik bi hilabete eskas egin ditu Ikastolan. Klasera joan behar zuela esan genionean, grazia haundirik egin ez bazion ere, bertara egitea ez zitzaion ezer kostatu. Are gehiago, hasieratik poz-pozik joaten zela esango genuke. Baina guk argi daukagu andereñoek egin duten lan bikaina izan dela El Hadjiren jarrera aldarazi zuena. Jakina, gelako neska- multilen harrera eta laguntza ahaztu barik!  Beraz, andereñoei nahiz ikasleei, bihotz-bihotzez, gure eskerrik beroenak.

 ► ☼ ☼ ☼ ☼ ☼ ☼ ☼ ☼ ☼ ◄

El Hadji está emocionado y no es para menos. Hoy ha sido su último día de clase en la Ikastola Anaitasuna y sus compañeros y compañeras le han hecho un dibujo deseándole mucha suerte y diciéndole cosas muy bonitas. «¿Qué es echar de menos?», me pregunta El Hadji mientras me enseña orgulloso  el dibujo. «Quiere decir que se van a acordar mucho de ti, porque han estado muy a gusto contigo…», le explico. Me doy cuenta que se le humedecen los ojos. Me cuenta que le da pena que se acabe la Ikastola. Le digo que no se preocupe que, en cuanto salga del hospital, iremos a hacerles una visita. «No, no. Nosotros no. Los niños van a venir a verme aquí (a casa), hoy dos y mañana otros dos y luego más (de dos en dos)», me replica con decisión. Han sido casi dos meses de clase. En este tiempo, gracias al buen hacer de las andereños Marijo, Pili y Haizea (perdón por si se me olvida alguna) y a la magnífica respuesta de los niños y niñas, El Hadji ha podido llevar una vida normalizada, lo que, en su  situación y con su edad, ha supuesto todo un  logro.

 


Cuestión de método

Estándar

SAMSUNG DIGITAL CAMERAEl Hadji “progresa adecuadamente” en el aprendizaje de la lengua. Tan adecuadamente que ha empezado a descubrir el vocabulario entre iguales y el lenguaje no verbal. Se trata de la parte del idioma que no se aprende en el aula. «¿Qué es gilipollas?», nos pregunta inesperadamente. «Los niños de clase dicen tío. ¿Qué es tío?», nos dice El Hadji mientras merienda. «Los chavales dicen que andereño Marijo dura, dura. Uf, no es verdad, ellos no conocen Madame Fall», nos cuenta El Hadji, señalando la espalda con la mano, a la vez que simula un gesto de dolor.  Aunque no compartimos la metodología de Madame Fall, en su defensa hay que decir que en su clase hay 40 alumnos. Así que El Hadji está encantado en la Ikastola, tanto con las andereños como con los compañeros y compañeras de clase.

«Andereño Marijo dice que yo oso ondo»

Estándar

SAMSUNG DIGITAL CAMERAEl proceso de incorporación escolar marcha “a toda vela”. «Andereño Marijo dice que yo oso ondo», nos comenta  El Hadji mientras merienda. «También nos ha dicho que, desde mañana, puedes subir y bajar con tus compañeros, que se juntan a las 8:40 en Farmaberri», añade Floren. «Sí, sí, yo con los niños», se apresura a decir El Hadji. Después de hacer la tarea, patinete y balón. Nada más pisar la plaza, se junta con dos niños de su clase. «Tú comprar (puedes ir a), yo en Dakar solo, no pasa nada», me dice “crecido” ante sus amigos.