Archivo de la etiqueta: hospital de cruces

¡Agur, Gurutzeta!

Estándar

20130217-02-Cruces-Hospital-1Esta mañana El Hadji ha estado en Gurutzeta y, cuando el Dr. Blanco le ha preguntado qué tal estaba, la respuesta del chaval no ha podido ser más contundente: «¡Muy bien hasta el infinito!». Precisamente, hoy hace nueve meses que tuvimos la primera consulta. La cosa no pintaba nada bien. El futuro de El Hadji se vislumbraba lleno de nubarrones. Pero, poco a poco, empezaron a aparecer pequeños rayos de sol en el horizonte. Primero, el preoperatorio; después, la intervención y el postoperatorio; y, finalmente, llegó el verano y los nubarrones se disiparon. Eso sí, con un par de sustos por el camino, aunque por fortuna, sin consecuencias. «Eh, que me ha dado la alta y Alfonso dice que en diez días, a lo mejor, me voy a Dakar», me dice El Hadji a modo de saludo al entrar en casa. Para celebrarlo, después de comer ha cogido el patinete y la pelota y se ha ido dos horas largas a la plaza. Hoy no ha sido un día cualquiera. Hoy es ¡Agur, Gurutzeta!

Mal tiempo, buen pronóstico

Estándar

SAMSUNG DIGITAL CAMERAEl Hadji ya está en casa. Este chaval va de récord. Casi no ha tenido tiempo ni de deshacer la mochila en el Hospital. Lo que en un principio iba a ser un ingreso aproximado de diez días, no ha llegado ni a diez horas. Según el Dr. Oliver, la uretra está perfectamente, lo que ha simplificado la intervención, dejándole a El Hadji sin posibilidad de disfrutar de su estancia en Gurutzeta. A media tarde, una enfermera le pregunta si tiene ganas de orinar. El Hadji le dice que no. «Es que si haces pis, te puedes ir a casa», le dice. «Sí, pues creo que ya tengo un poco de ganas», le contesta El Hadji con premura. El tratamiento a seguir es de reposo relativo en casa durante cinco días. Por tanto, el mal tiempo que han anunciado para el fin de semana, a nosotros nos va a coger a cubierto.

De excursión al hospital

Estándar

SAMSUNG DIGITAL CAMERATeniendo en cuenta que hoy jueves le operan y por aquello de que más vale prevenir que lamentar, ayer El Hadji no fue a la piscina. Por esta razón, a las 14:30, fuimos a recogerlo a la entrada del polideportivo. Nada más verme, la andereño Tanit se acerca a saludarme y a comentarme que estaba sorprendida por la actitud de El Hadji, porque le había dicho que no estaba  nervioso por la operación y que no le importaba nada tener que estar en el Hospital. «En la ikastola todos preguntándome ¿te van a operar?, ¿te van a operar?; y yo,  que sí, que sí.. La andereño me ha preguntado de qué me van a operar y le he dicho que de la hernia y de un huevito. De la uretra no le he dicho nada, porque sino…», me cuenta de camino a casa con tono cansino. Por la tarde, después de ver un rato la tele, Floren le dice que es hora de trabajar, que tiene que hacer una hoja de problemas. «Por eso digo que no me importa estar en le Hospital, porque puedo estar tumbado viendo dibujos y no tengo que hacer deberes», refunfuña El Hadji mientras se acomoda para hacer los ejercicios. Alto y claro, sí señor, que no quede ninguna duda. Antes de cenar, le recuerdo que tenemos que preparar la mochila. «Ah sí, tengo que llevar el dominó, cuatro en raya, las cartas, la maquinita y la pelota que estoy haciendo», me contesta con tono risueño como si estuviera preparándose para ir de campamento. Eso sí, nada de libros ni  de cepillo de dientes…  Cuando El Hadji se dispone a meterse en la cama,  suena el teléfono. Son Haize y Txema. He aquí la respuesta de El Hadji:  «No, que yo no estoy preocupado, que yo sólo quiero que todo salga bien». Y tod@s los demás también.

Kalean gora, kalean behera

Estándar

Después del ayuno obligado de ayer, hoy toca reponer fuerzas. El Hadji ha llegado a casa sobre las 13:00 y, nada más verme, me ha dicho que tenía mucha hambre. Se lo ha comido todo. Por no dejar, hoy no ha dejado ni migas. Dos horas más tarde, el niño reclama la merienda. «Quiero bocata grande, que tengo mucha hambre», me repite con insistencia. Sobre las 18:00, nos damos cuenta que el vendaje que rodea el pene está empapado de orina. En el Informe de Alta no aparece nada al respecto, es decir, no sabemos qué tenemos que hacer. Llamamos a Cruces y nos dicen que el Dr. Blanco no está y que no pueden ayudarnos. Decidimos acudir al Centro de Salud de Ermua. Más de lo mismo. El médico de guardia, sin moverse de la silla, nos dice: «Eso es cosa del que le ha operado, yo no puedo hacer nada». Finalmente, decidimos ir a Urgencias del Hospital de Cruces. ¡Bingo! La Dra. Fernández nos dice que el vendaje tiene como único objetivo evitar que el niño se moje con la orina que se le pueda escapar, ya que la sonda es más pequeña que el orificio del pene. Ya en el coche, El Hadji vuelve a la carga. «Pues, yo otra vez tengo hambre. ¿Falta mucho para llegar a casa?», repite una y otra vez.  Hoy se ha comido la cena en un tiempo récord. A lo mejor va ser buena idea lo del ayuno…

La sonda Foley

Estándar

sonda foleysonda-voyager1A todos nos suenan los nombres de sondas famosas, como las Pionner, Viking, Sputnik, Mariner o  las Voyager. Se trata de sondas enviadas al espacio que tenían como misión estudiar cuerpos de nuestro sistema solar, tales como planetas, satélites, asteroides o cometas. Algunas de ellas permanecen todavía, décadas después de su lanzamiento, vagando sin control por los confines del universo hasta que algún día se descompongan convertidas en ceniza sideral. Una sonda bien distinta ha sido la que ha llevado El Hadji desde que tuviera aquel fatídico accidente el 2 de marzo del 2011 tras haber sido atropellado por un autobús en la ciudad de Dakar (Senegal). Así, durante todo este tiempo, más de dos largos años, su cuerpo menudo se ha visto unido a una sonda Foley (o vesical) que ayer, día 1 de julio del 2013, le ha sido retirada, esperemos que definitivamente, por los médicos del Hospital de Cruces. ¡Buen viaje Foley! ¡Véte y no vuelvas más!

Tiempo de cerezas

Estándar

OLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAMañana del domingo. Visitamos a El Hadji Gorgui Fall “Papa”, que está en el Hospital de Cruces desde el 12 de junio, día en que le hicieron tres operaciones en una. Ni uno ni otro hablan en wolof. “Papa” lo hace en euskera (sabe un poco de castellano) y El Hadji Mamadou Diop en castellano (sabe un poco de euskera). Estamos en una situación de “diglosia hospitalaria” que Luis y yo salvamos mediante el juego, lenguaje común a todos los niños sin limitación de fronteras. Montamos a “Papa” en una silla de ruedas y nos vamos a la ciber-aula de la quinta planta. Lo que más les priva son las competiciones de carreras, bien sean en coche, en moto o en algún vehículo sobre el agua. Ponemos música de Senegal para alegrar aún más el ambiente, Phillipe Ndour, por más señas. Cuando nos vamos a marchar, Luis nos entrega una bolsa con cerezas de sus árboles en Múxika. Eskerrik asko, Luis! Hurrengo arte ta ondo segi “Papa”!

Domingo en el hospital

Estándar

2013-06-09 17.44.052013-06-09 18.13.19Quinta planta del Hospital de Cruces. Sección de Pediatría. Pasillos vacíos. A la entrada, un montón de juguetes esperan que algún niñ@ se acuerde de ellos. La tarde languidece fuera y apenas se ve gente por las calles. De los patios interiores llega el ruido sordo de los generadores. Más lejos, las luces de la torre del BEC parpadean sobre el cielo gris y en la autopista la gente va y viene, como siempre, aunque no se sepa de y hacia dónde. Decidimos acabar el  puzzle (de Toy Story 3) que ha iniciado con Tere e intentamos que las piezas encajen igual que los relevos que han hecho los voluntari@s de Tierra de Hombres desde que el viernes operaron a El Hadji. El ciber para niños está cerrado los domingos así que escuchamos música de Senegal para animar la tarde. Llega la cena. ¡Bingo!: puré de patatas de primer plato, su enemigo número uno. No lo quiere. Es igual, me mantengo firme. Le digo que no hay “servicio a la carta”. Tuerce el morro: «En Senegal no me dan puré». Le digo que ahora está en Euskadi. Me devuelve la pelota: «En Ermua tampoco como puré». Le contesto que ahora está en el hospital y que no hay nada más que hablar, que eso o nada. Comienza a tragar. Poco a poco, se come todo el plato, eso sí, dando muestras continuas de que no le gusta nada. Después, acaba con todo el pollo y las patatas fritas que le acompañan. Le digo que es un txapeldun “del puré y del pollo”. «Txapeldun sí, pero del puré no», replica enérgicamente. A las 22:00 horas llega Sagrario para hacer el turno de noche. Antes de despedirme me deja más o menos claro que, por el momento, ya no soy su amigo. ¡Qué le vamos hacer! Mañana es lunes, la vida sigue, y quizá los próximos días el tiempo escampe…

Días D

Estándar

2013-05-27 23.33.33Hoy es un día D, es decir, Decisivo, el día en que le operan a El Hadji. Por esa razón, convocamos a todas las personas y amigos a que se manifiesten y extiendan su capa de energía positiva pero, sobre todo, confiamos en el buen hacer y la profesionalidad de los doctores (Oliver, Blanco y Galbarriatu) y el personal sanitario del Hospital de Cruces, que sabemos que van a poner todo su conocimiento y empeño en que este chaval de diez años  vuelva a su país para hacer lo que todo un chico de 10 años, y con toda la vida por delante, necesita y merece. ¡Tod@s estamos contigo, El Hadji! Y también estamos con todos los demás niñ@s del programa “Viaje hacia la vida” de Gizakien Lurra-Tierra de Hombres, y no nos olvidamos de Gisela Deka (Togo), niña de 8 años que también ingresa hoy en el hospital para retirar el struck que le está provocando una infección; de la también togolesa de 11 años Yassimine Tchassanti, a la que igualmente operan este mismo viernes en la Clínica La Esperanza de Gasteiz; de Akou Inmaculee Bessan (Togo), de 8 años, que pasará por quirófano en Txagorritxu el próximo 12 de junio; de Mamadou Saliou Diallo (Guinea Konakry), de 5 años, que será intervenido el día 13 de este mes en Cruces; de Mouhamedou Diallo (Mauritania), que también está pendiente de entrar en quirófano en Cruces; lo mismo que Mouhamadou Thiaw (Senegal), de 5 años, en espera de ser derivado a Sevilla;  así como del resto de niños que más pronto que tarde también seguirán la misma senda de intervenciones quirúrgics, como Pape Ibnou Lo (Senegal), de 12 años; Fatou Gaye (Senegal), de 7 años; Kodjo Jose Ahiale (Togo), de 16 años; El Hadji Gorgui Fall (Senegal), de 6 años; y otros que están en vías de recuperación antes de volver a sus casas, como Hamed N´Diaye Sow (Mauritania), de 4 años; y Abdoulaye Sall (Senegal), de 17 años. ¡Así que un abrazo muy grande a todos de parte de El Hadji!

Campaña “Tú con doce”

Menú a la carta

Estándar

SAMSUNG DIGITAL CAMERAEl Hadji ya está en casa. A las 09:30 ha pasado el Dr. Blanco y le ha dado el alta hospitalaria. «¿Por qué no nos vamos?», le pregunta una y otra vez El Hadji a Floren. «Porque tenemos que esperar a que hagan el informe de alta y a que te pongan el antibiótico», le contesta. Parece que la respuesta no le convence.  Sobre las 13:00 vienen a ponerle el tratamiento y a traerle el informe. Es hora de comer pero El Hadji se resiste a comer en el hospital. «Es la comida que pediste ayer: arroz y pollo. A ti eso te gusta», le recuerda Floren. «No, no. Yo a comer a casa», responde El Hadji con decisión.

Cena en Cruces

Estándar

2013-05-27 23.33.33La calma ha sido un espejismo. Estamos en la plaza y, de repente, El Hadji me dice que está cansado y que quiere ir a casa. Le pregunto si está bien y me dice que sí. Pero su sí dura muy poco. En el baño rompe a llorar desconsoladamente y lo único que acierta a decir es que le duele mucho, algo que es evidente. El dolor lo sitúa sobre todo en la zona perianal. Esto nos desconcierta y decidimos llevarlo a Urgencias del Hospital de Cruces. Nada más llegar, El Hadji es reconocido por el pediatra de guardia y éste decide llamar al cirujano pediátrico. Se le ha obstruido la sonda y, como consecuencia, el niño tiene mucha orina retenida. Esto explica los casi 39º de temperatura y el cuadro de dolor agudo. Al cambiarle la sonda, El Hadji expulsa una gran cantidad de orina y, como por arte de magia, se le cambia la cara. El gesto de dolor desaparece y deja paso a un rostro relajado. La fiebre remite pero los doctores deciden que se quede ingresado. «¿Y la cena, cuando me la van a dar?», me pregunta a las 02:00 de la mañana, ya en la habitación. La atención de todo el personal del Hospital de Cruces, tanto de Urgencias como de Planta, ha sido inmejorable. Por la calidad y la calidez en la atención: ESKERRIK ASKO DENOI!

«Este también tiene problema»

Estándar

OLYMPUS DIGITAL CAMERACuestiones hidráulicas. Las que nos han ocurrido en las últimas horas. La primera, ayer a últimas horas de la noche, cuando tuvimos que llevar a urgencias del Hospital de Cruces a El Hadji. La causa: un dolor agudo en la zona genital. Tras la correspondiente exploración, el diagnóstico fue claro: taponamiento de la sonda por la que expulsa la orina. Así que, cambio de sonda, y se acabó el dolor. La segunda incidencia, hoy al mediodía cuando, al pasear en bici por el Arenal, ha observado que unos operarios intentaban desentaponar el orificio de la boca de una rana, para que pudiera echar el agua a un pequeño estanque.  «Este (por la rana) también tiene problema, hay que operar», ha expresado El Hadji haciendo gala de amplios conocimientos de Física y, en concreto, en el ámbito de la mecánica de fluidos. Eso sí, tanto unos como otros han cumplido con su cometido, especialmente el doctor José Luis Blanco y las doctoras Isabel Duo y Beatriz Azcunaga, de quien El Hadji muchas horas después sigue diciendo, con insistencia, que son «muy, muy buenos», y a los que no se cansó de darles gracias. Eskerrik asko denari!

Un rayo de esperanza

Estándar

Hospital de Cruces Escaleras de caracol  Libro "XXV Aniversario de Osakidetza"El día parecía que no empezaba con buen pie. «Yo no dormir bien», me dice El Hadji en respuesta a mi saludo de buenos días. La razón es evidente. El niño sabe que hoy le van a hacer una nueva prueba en el Hospital de Cruces y el mal trago de la urodinamia de la semana pasada todavía permanece intacto en su memoria. A las 10:45 le mandan pasar a Rayos. Floren entra con él, mientras Alfonso y yo nos quedamos en el pasillo. Todo va bastante rápido y, lo que es mejor aún, los médicos parecen más optimistas. Mañana tiene reunión el equipo médico para tratar su caso y tomar una decisión al respecto. Sabemos que está en buenas manos y eso reconforta y tranquiliza. «Doctor ha dicho mi muy bien, muy bien chaval; hoy poco daño», nos ha dicho orgulloso El Hadji nada más salir del Hospital. 

Ikastola y hospital

Estándar

Son las cuatro de la tarde. Suena el timbre en la Ikastola Anaitasuna de Ermua y, en cuestión de segundos, nos vemos rodeados de chavales. Todos quieren saber si El Hadji va a estudiar en la ikastola y en qué curso. No le han podido hacer mejor recibimiento. Todos se muestran encantados con su presencia. A continuación, nos hemos reunido con la directora y la PRL (Profesora de Refuerzo Lingüístico). La acogida no ha podido ser mejor. Seguramente, El Hadji va a ir a 4º B.  Es el grupo menos numeroso, lo que, sin duda, posibilita una  mejor atención. Para comenzar, el plan de trabajo parece atractivo, sobre todo, teniendo en cuenta los gustos de El Hadji. Su propuesta es centrarse en música, gimnasia, ejercicios audiovisuales, etc. Por si acaso, mañana, en la consulta en el Hospital de Cruces, aprovecharemos para preguntarle al médico cómo ve el tema de hacer gimnasia. «Me gusta (la ikastola). La profesora habla rápido, rápido», nos dice El Hadji al salir del centro. Increíble,  El Hadji se muestra  muy contento. Esperemos que le dure.

► ☼ ☼ ☼ ☼ ☼ ☼ ☼ ☼ ☼ ◄

OLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERASon las cinco de la tarde y Hamed N´Diaye Sow “Fari” lleva en el Hospital de Cruces cinco días desde que el pasado jueves le realizaran una nueva operación, nada menos que la séptima. Llegó en setiembre de 2011 desde Mauritania y es posible que esta sea la última intervención. Allí, en su habitación, hemos conocido a Mariví y Kontxi, dos voluntarias de Tierra de Hombres que hoy tenían turno de cuidados con él (de 13.00 a 18:00 la primera; y de 18:00 a 22:00 horas la segunda). Como El Hadji, “Fari” también ha hecho un poco de gimnasia por el pasillo del ala de Pediatría, y algunos ejercicios audiovisuales con un gato digital que repetía todo lo que le decía y al que ha bautizado como “Malick”. La música la ha puesto también él, sonriendo continuamente. Y como El Hadji, que también tiene consulta mañana en Cruces, esperemos que cada vez pase más tiempo en la ikastola que en el hospital. 

Proba

Estándar

Gaur, pozarren jaiki da El Hadji. Gosaldu bezain laister, amari zorionak emateko gutun bat idatzi dio. Jakina, hasieran guk bultzatuta, baina gero gustora egin duela esan liteke. Jarraian, ospitalera, urodinamia izeneko proba egitera. Egia esan, ez da batere gozoa izan, batez ere mutikoarentzat. Onerako balitz, gaitz erdi! Etxerako bidea goibel egin du El Hadjik. Eskerrak etxean Unai eta Xabier eguna alaitzeko prest egongo zirela. “Ezina ekinez egina” filosofiari eutsiko diogu geuk ere. Eta geroak esango du esan beharrekoa…

► ☼ ☼ ☼ ☼ ☼ ☼ ☼ ☼ ☼ ◄

La consulta en el hospital de la mañana había que olvidarla sí o sí. Y rápido. Como el tiempo estaba lluvioso y poco favorable a jugar al futbol o andar en bicicleta,  nos hemos ido a la tarde a explorar un nuevo txikipark, esta vez en Santutxu. Han sido un par de horas en medio de una marabunta de niños y niñas que celebraban cumpleaños, hacían karaoke y desafiaban las leyes de la gravedad. Y esta otra “prueba” la ha pasado con sobresaliente…

Aberri Eguna

Estándar

comidaDentro de 4 días, el 4 de abril, Senegal celebra su fiesta nacional. Una efeméride que conmemora la independencia de este país de Francia, de la que este año se cumplen 53 años. Será, además, el mismo día que El Hadji tenga que acudir al Hospital de Cruces a realizar una nueva prueba, la segunda, tras su llegada a Euskadi. Allí, en su país, Senegal, las prioridades son combatir la crisis alimentaria y la resolución del conflicto de la Casamance, que dura ya treinta años. Aquí, en Euskadi, intentaremos comer tiébou dienne o ceebu wan (en francés y en wolof), un plato que combina arroz, pescado y verdura, y que es su plato nacional.

Esperanza y coraje

Estándar

hospitalcrucesSegunda consulta en el Hospital de Cruces. Hoy tocaba hacer una ecografía. Nada más salir de la prueba El Hadji se dirige directamente a Alfonso, el delegado de Tierra de Hombres (TDH) en Euskadi. Sabe que de él depende la posibilidad de llamar por teléfono a su familia a Dakar, cuestión en la que ha insistido en algunas ocasiones tanto en Ermua como en Bilbao. Alfonso le explica que se trata de algo muy, muy excepcional,  puesto que las familias ya conocen las reglas antes de viajar. Una posibilidad que sólo se contempla de forma muy restringida cuando se entiende que ha podido haber un compromiso de llamada inicial. Además, no se trata tanto de limitarle las comunicaciones (ya que su familia recibe informes escritos semanales) sino de tener un único canal de contacto, evitando posibles interferencias múltiples. El Hadji marca el número de teléfono que, efectivamente, se sabe de memoria.  En la primera llamada no coge nadie, pero en la segunda se pone Issa, su padre. Primero habla Alfonso, en francés. Luego El Hadji. Durante más de cinco minutos su rostro se ilumina y, por lo que parece, le está resumiendo todas sus primeras experiencias aquí en Euskadi. Alfonso se despide finalmente de su padre, que le transmite la gratitud de su familia y le expresa su esperanza (y coraje) en que su diagnóstico clínico pueda aliviarse. 

► ☼ ☼ ☼ ☼ ☼ ☼ ☼ ☼ ☼ ◄SAMSUNG DIGITAL CAMERA

A El Hadji le ha sentado bien hablar con su familia. Hoy, el viaje del Hospital a casa (Ermua) ha sido diferente. En el autobús se ha pasado todo el tiempo comentándome lo que veía y sonriendo. Pienso en sus padres, en la alegría que habrán sentido al oír la voz de su hijo después de su salida de Dakar. Además, por la expresión alegre de su cara, suponemos que les habrá dado buenas noticias. Claro está, a la manera de un niño de diez años. Por la tarde, parchís, cuatro en raya, oca….  en compañía de Manuel, nuestro ahijado. Hacen buenas migas  estos dos chavales. Menos mal, porque el mal tiempo no daba para más.

 

Cuestión de género

Estándar

korrikatxikiEl Hadji ya ha descubierto cómo es nuestro modo de funcionar. Estábamos comiendo y, de repente, nos dice «ah, yo, casa de Txema, casa de Floren; casa de Floren, casa de Txema».  «Casa de Maite y Floren», le dice Floren. «Y de Txema y Haize», le contesta El Hadji. Floren le ha llevado a ver la Korrika txiki. El Hadji alucinaba viendo correr a tantos niños juntos. A continuación, chocolatada y música. El Hadji parecía estar en su salsa. Y para terminar bien la tarde, ha encontrado compañeros para jugar al fútbol. Ha llamado Alfonso. Le he comentado que todo marcha bien. Quedamos en vernos el lunes en el Hospital. Son las 10:00 de la noche y El Hadji está agotado. Es hora de que se vaya a la cama…

¡Besos, no!

Estándar

ermuanevado1Comienza a nevar. El Hadji alucina. Desde la ventana del autobús, me señala, una y otra vez, los montes nevados. Se le ve contento, a pesar de que le hemos dicho que vamos al Hospital a cambiar la sonda. En la sala de espera nos señala una niña y dice “china”. Quizás queriendo destacar que él no es el único “diferente”. A las 12:15 llega el Dr. Oliver, nos saluda, comenta que le llamó Alfonso y, con otro compañero, se ponen manos a la obra. El Hadji se ha quejado solo un poquito. Prueba superada. El médico nos pregunta cómo va la “operación ducha”. Se ha dado cuenta que se había cambiado de calzoncillos. «Va hecho un pincel», comenta. Nuestra relación promete. Hoy le he cortado las uñas y no ha abierto la boca. Claro, tampoco le he preguntado si quería. Esto me hace recordar la escena de ayer, cuando Merche -una amiga- hizo el gesto de darle un beso. El Hadji, con su expresión, lo dejó bien claro: «¡Besos, No!». Terminamos el día asistiendo al concierto de los alumnas y alumnos de la Escuela de Música. Actuaba Mikel y a los amigos hay que apoyarlos. El Hadji parecía estar muy a gusto, sin aplausos pero con sonrisa.

Calzoncillos

Estándar

Hospital de Cruces: Consulta de Urología. No pinta bien la cosa. El Dr. Oliver mira las placas y lo resume con un  “hace falta huevos para meterle mano a este chaval”.  Iremos viendo qué novedades aportan las pruebas que ha pedido el urólogo… El Hadji nos ha sacado los “colores”. Llevaba puestos los mismo calzoncillos desde que vino de Senegal. Asignatura pendiente: higiene. Alfonso nos echa un “cable” hablando con él. Antes de cenar, toca baño. Le acompaña Floren pero le pide que le deje solo y él accede. Viene a la cocina y le propongo que le diga que elija entre Floren o Maite. Por supuesto, se queda con Floren.