Archivo de la etiqueta: aitor

Agur Ermua!

Estándar

SAMSUNG DIGITAL CAMERASAMSUNG DIGITAL CAMERA«Tengo que ir a la plaza a despedirme de mis amigos», me dice El Hadji a modo de saludo en cuanto entra por la puerta de casa, al volver de pasar el fin de semana en Bilbao. Y, sin darme tiempo a responder, el chavalote continúa : «Ya sé que luego vamos a ir a cenar pinchitos con Mikel, Ander y Aitor, a ese bar que ponen las patatas bravas tan ricas». Pero, antes de cenar, El Hadji iba a tener una grata sorpresa. A las 19:45, nada más volver de la plaza, suena el timbre. Es la andereño Pili. «Tori, hau zuretzat», le dice a la vez que le entrega un paquete. El Hadji lo abre y no da crédito a lo que ve. Es una cámara de fotos. El chaval está tan emocionado que no acierta ni a decirle  «eskerrik asko». Después de comprar unas txutxes para llevar a Dakar, vamos al bar donde hemos quedado. Mikel ya está esperándonos en la puerta. A continuación, llega Idoia y, un poco más tarde, Ander y Aitor. Los cuatro chavales cenan bien y se lo pasan aun mejor. El Hadji está eufórico. Llega el momento de la despedida. «Eh, que yo estoy contento, que mañana me voy a mi casa», repite El Hadji  una y otra vez. De regreso a casa, le llama por teléfono a Marijo, la andereño del curso pasado. «Pero, un poco de pena sí que te dará irte, ¿no?», le insiste Marijo. «No, no, que estoy curado y me voy a mi casa», le contesta El Hadji con firmeza. Es hora de irse a dormir, pero el sueño no llega. A los tres nos cuesta conciliar el sueño. Son muchas emociones. Se entremezclan muchos sentimientos. Pero, sin duda, el sentimiento que predomina es de alegría, sobre todo, porque hemos tenido la gran suerte de ser parte de una historia con final feliz: El Hadji vuelve a su casa, con los suyos y, lo más importante, regresa totalmente recuperado.  Por tanto, sólo nos queda agradecer toda la ayuda que hemos recibido, que ha sido mucha, a todas las personas que nos han acompañado en esta aventura: Eskerrik asko, bihotz-bihotzez, eta Urte Berri On denontzat!

Bilbaínos por el mundo

Estándar

SAMSUNG DIGITAL CAMERAHoy  Floren, El Hadji, Ander y Aitor  han ido a visitar el Acuarium de Donostia. Floren quería hacer algo especial con los chavales para despedir las vacaciones. Y está claro que lo ha conseguido. «Lo que más me ha gustado son las fiestas de Bilbao y los tiburones», nos dice El Hadji mientras vemos las fotos de la excursión. «Pero Donostia es mucho más bonito que Bilbao», le dice Floren con ánimo de provocarle. «No, no, es más bonito Bilbao. Además, Donosti no tiene ni tranvía», le contesta sin un ápice de duda, en palabras de Txema, este bilbaíno nacido en Dakar. De seguir así, acabarán nombrándole embajador de Bilbao en Senegal.

Conversación de baño

Estándar

Son las 18:00. El Hadji y Aitor vienen de la plaza, Los dos entran en el baño a lavarse las manos para comer el bocata. De repente, El Hadji se baja los pantalones y se pone a mear con gesto orgulloso. Mientras tanto, Aitor se afana en lavarse las manos sin prestar atención a lo que El Hadji hace. «Oye, Aitor, que ya no tengo bolsa ni nada, que ahora puedo mear con el txilibito y meo de pie y apunto bien y tú no me dices nada», le reprocha El Hadji con gesto contrariado. Aitor le mira desconcertado desde sus escasos siete años y, finalmente, le dice: «Ah, bien, vale. ¿Vamos a la calle?».

Un día bikain

Estándar

«Escribe en el blog que hoy ha sido el mejor día de todos los días», me comenta El Hadji al acostarse. Le pregunto por qué y me lo explica detalladamente: «A la mañana he hecho carreras de patinete con mis amigos de la Ikastola. Después de comer, he leído “El principito” con Floren, sólo me quedan seis páginas. También he hecho matemáticas. Las tablas un poco mal. Mañana tengo que estudiarlas mejor, porque si no, en los exámenes no me da tiempo. Por la tarde he ido a jugar al fútbol con Aitor y sus amigos. ¿Cómo se dice eso?  Ya me acuerdo, ha sido un día bikain. Y, además, toda la tarde controlando, porque no me he meado. El dodotis está seco». ¡No se puede pedir más!

Sanjuanes

Estándar

viewer«Hoy me lo he pasado muy bien», nos dice El Hadji mientras cenamos. ¡No es para menos! A las 11:00 ha ido con Floren a recoger a Aitor, nuestro sobrino pequeño. Tenían que hacer la compra para después ayudarle a Floren a preparar la comida: espaguetis. Los dos chavales han comido estupendamente. Mejor dicho, los cuatro hemos comido estupendamente, porque los espaguetis estaban muy ricos. Por la tarde, como son Sanjuanes, fiestas de Eibar, estando a escasos cinco kilómetros, no nos las podíamos perder. Primero, la tamborrada infantil. «¿Yo no puedo tocar un poco el tambor?», me pregunta El Hadji muriéndose de ganas de hacerlo. Después a las barracas. Así que nada más cenar, El Hadji nos dice: «creo que estoy un poco cansado».

El camaleón

Estándar

camaleonSi don de gentes es la capacidad que tiene la persona para relacionarse con los demás adaptando el registro al ámbito en que se encuentra, El Hadji saca bikain en esta materia. Hagamos un pequeño repaso. Cuando está con Aitor, nuestro sobrino pequeño y fan de Messi hasta la médula, El Hadji es del Barca. Cuando intuye que sus compañeros de juego son del Athletic, él se vuelve txuri-gorri total. Por supuesto, si está en Entrena (La Rioja), se convierte en un fervoroso madridista. Lo mismo hace con el euskera y el castellano. «¿Has aprendido mucho en clase?», le pregunta un vecino que, a ojos de El Hadji, es euskaldun peto petoa. «Zer moduz?», le responde el niño con total naturalidad. Alguien dijo que «las especies que sobreviven no son las más fuertes, ni las más inteligentes, sino aquellas que se adaptan mejor a los cambios». Sin duda, El Hadji también en esto es txapeldun.

Escolarización

Estándar

Respuesta de Educación: El Hadji puede acudir a la ikastola a partir del próximo lunes. Por supuesto, El Hadji no ha dado saltos de alegría. Sólo cuando le hemos dicho que Aitor, Mikel, Ander, Manuel, Sophia y Jon van a esa escuela, se le ha alegrado un poco la cara, pero no demasiado. Estamos dándole vueltas al tema del comedor. Por un lado, como todos sus amigos se quedan, pensamos que por qué no se va a quedar él también. Por otro, nos preocupa que no coma, porque no le sobra ni un solo gramo. Además, para venir a casa, comer y volver, disponemos de hora y media. Para El Hadji, tiempo totalmente insuficiente. El lunes tenemos reunión con la profesora responsable y hablaremos del tema. «Vosotros aquí todos tenéis nariz así», nos dice comiendo, a la vez que hace un gesto con la mano, indicándonos el hermoso tamaño de nuestras narices. Es muy observador. No se le escapa ningún detalle. «Tú coche y ¿autobús por qué vas?», le pregunta a Floren, con cara de asombro, gesto que yo interpreto como «qué raritos son estos blancos».

Extraescolares

Estándar

Cuatro-en-raya1SAMSUNG DIGITAL CAMERA

Hoy El Hadji está pletórico. Ha estado muy bien acompañado durante todo el día. Por la mañana, con Mikel tocando el piano; por la tarde, con Aitor, mi sobrino pequeño, jugando al fútbol; y por la noche, con Aitor y con Ander, mi sobrino mayor. Han cenado los tres juntos y, después de cenar, El Hadji ha aprovechado para darles una clase de wólof y una paliza a cuatro en raya. No se puede pedir más.