Frozen

Estándar

msf_frozen_lg_v13Es la solución más socorrida para una fría tarde de un sábado en esta época del año: ir al cine. Así que El Hadji va a ver “Frozen”, una de las últimas películas de la factoría Walt Disney. Una historia mezcla de aventura y comedia en la que los duendes, dos princesas y el hielo centran la narración. Junto a ellos, algunos de los personajes, normalmente secundarios, que hacen las delicias de los más pequeños, en este caso, un muñeco de nieve muy divertido llamado Olaf. «Es el más gracioso de todos», comenta el Hadji nada más quitarse las gafas de tres dimensiones. «¿Y cuál es el mensaje de la película?», le preguntamos después ya en casa. «¡Ah, pues no se!», exclama sorprendido ante una cuestión más propia para un crítico cinematográfico. Intentamos entrar en materia aplicándolo a la película. «¿Qué es lo más importante en esta película, el amor o el poder, qué es lo que mueve al mundo», le pregunto en plan Carlos Boyero. «¿Y qué es el poder?», responde El Hadji dándole una vuelta filosófica al concepto. Veo que la cosa se complica y se lo traduzco como “la fuerza”… y vuelvo a la carga. «¿Qué es más importante, entonces?», insisto. «¿La fuerza?», asiente él dubitativo. Pongo cara de poker y, de inmediato, cambia la respuesta: «El amor». Bueno, no está mal para una fría tarde otoñal. 

ir al cine

muñeco de nieve muy divertido llamado Olaf

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s