Etxean!

Imagen

image003

Anuncios

Agur Ermua!

Estándar

SAMSUNG DIGITAL CAMERASAMSUNG DIGITAL CAMERA«Tengo que ir a la plaza a despedirme de mis amigos», me dice El Hadji a modo de saludo en cuanto entra por la puerta de casa, al volver de pasar el fin de semana en Bilbao. Y, sin darme tiempo a responder, el chavalote continúa : «Ya sé que luego vamos a ir a cenar pinchitos con Mikel, Ander y Aitor, a ese bar que ponen las patatas bravas tan ricas». Pero, antes de cenar, El Hadji iba a tener una grata sorpresa. A las 19:45, nada más volver de la plaza, suena el timbre. Es la andereño Pili. «Tori, hau zuretzat», le dice a la vez que le entrega un paquete. El Hadji lo abre y no da crédito a lo que ve. Es una cámara de fotos. El chaval está tan emocionado que no acierta ni a decirle  «eskerrik asko». Después de comprar unas txutxes para llevar a Dakar, vamos al bar donde hemos quedado. Mikel ya está esperándonos en la puerta. A continuación, llega Idoia y, un poco más tarde, Ander y Aitor. Los cuatro chavales cenan bien y se lo pasan aun mejor. El Hadji está eufórico. Llega el momento de la despedida. «Eh, que yo estoy contento, que mañana me voy a mi casa», repite El Hadji  una y otra vez. De regreso a casa, le llama por teléfono a Marijo, la andereño del curso pasado. «Pero, un poco de pena sí que te dará irte, ¿no?», le insiste Marijo. «No, no, que estoy curado y me voy a mi casa», le contesta El Hadji con firmeza. Es hora de irse a dormir, pero el sueño no llega. A los tres nos cuesta conciliar el sueño. Son muchas emociones. Se entremezclan muchos sentimientos. Pero, sin duda, el sentimiento que predomina es de alegría, sobre todo, porque hemos tenido la gran suerte de ser parte de una historia con final feliz: El Hadji vuelve a su casa, con los suyos y, lo más importante, regresa totalmente recuperado.  Por tanto, sólo nos queda agradecer toda la ayuda que hemos recibido, que ha sido mucha, a todas las personas que nos han acompañado en esta aventura: Eskerrik asko, bihotz-bihotzez, eta Urte Berri On denontzat!

Final redondo

Estándar

20131229_140510A los ojos de un niño el mundo es como un gran balón. Una pelota que rueda más allá del alcance de su curiosidad y que siempre quiere atrapar. El fútbol es, también, aparte de un gran negocio-espectáculo, el lugar donde residen los sueños de los infantes que pueblan este planeta desde las playas de Brasil hasta los  suburbios de cualquier capital asiática, pasando por Arrigorriaga o Madagascar. El Hadji, como muchos de esos niños, habita permanentemente en ese planeta redondo que gira y gira sin saber nunca donde acabará. La metáfora tiene algo que ver con la foto que traemos hoy a este blog que ya respira sus últimas bocanadas de vida. Ahí está El Hadji posando triunfante cual Ronaldo con su tan ansiada Bota de Oro, rodeado de toda la cuadrilla de Haize que le ha querido regalar un balón del Athletic. Y, sobre él, han estampado sus firmas un supuesto Toquero, otro supuesto Gurpegi, Aduriz, incluso un Iribar viajero en el tiempo… y muchos de los que un día ya muy lejano nos hicieron soñar a nosotros, los mayores, con que todo es posible y que los partidos, como el que ha librado El Hadji contra su dolencia, se pueden ganar.

Despedidas

Estándar

Escanear 1Escanear 2Desde hace ya más de una semana, es decir, desde que conoció que el próximo lunes día 30 viajará de vuelta a su país completamente recuperado, El Hadji no hace nada más que despedirse de amigos y conocidos. Este fin de semana lo ha dedicado casi por completo a cumplir con el protocolo de agradecimientos correspondiente: la panadera de enfrente, los amigos de la Plaza Nueva, Barakaldo y, como no Sanfuentes, donde la familia de Joxean, Adela, Oier y Beñat (sin olvidarnos de Eva y José, padres de Joxean) le acogieron durante unos días este verano. Y allí hemos pasado la tarde de este sábado, jugando a pelota mano, a cacos y polis, y viendo fotos de aquellos inolvidables días que pasó con ellos en el camping de Noja y que seguro recordará con cariño durante toda su vida.

Calle Laurel

Estándar

SAMSUNG DIGITAL CAMERASAMSUNG DIGITAL CAMERASAMSUNG DIGITAL CAMERAEl Hadji está como un chiquillo con zapatos nuevos. Por una parte, el chaval quería volver a su casa con zapatos nuevos y, gracias a Olentzero, lo ha conseguido. «Ya sé, mis amigos de Dakar me van a decir que les deje las zapatillas un poco, porque tienen tacos y eso les encanta», nos dice  «don presumido» sin dejar de mirarse a los píes. Por otra, a  El Hadji le hacía ilusión volver a  Entrena; bueno, a Entrena y  sus alrededores, porque el lunes fue a despedirse de la Calle Laurel y de sus pinchitos. «Pues, mañana podíamos ir todos (se refiere a los hermanos y sobrinos de Floren) a  comer a la bodega», nos dice la criatura de camino a casa. Dicho y hecho, el martes al mediodía,  comida  en la bodega. El Hadji se lo pasó a lo grande, sobre todo con Rubén y Leticia. En las sobremesa de Nochebuena, entre mazapán y mazapán, El Hadji se arrancó con un rap. Cualquier cosa con tal de no ir a la cama.  El miércoles, después de comer, caminata por el campo para estirar las piernas y gastar algunas calorías. «Hoy es miércoles, ¿no?. Pues,  ya no tengo más miércoles aquí», exclama El Hadji mientras contemplamos los armoniosos movimientos de una bandada de tordos. ¡Ha comenzado la cuenta atrás!

Olentzero

Estándar

olentzero«Ayer, antes de dormir, cuando estaba en la cama, estaba pensando al llegar a mi casa en Dakar, cuando me vea mi padre, se va a flipar. En la puerta de mi casa, toda mi familia, y yo, al bajar del coche, con los zapatos nuevos. Yo era el más feliz del mundo», me cuenta El Hadji mientras se quita el pijama para meterse en la ducha. «¿Con los zapatos nuevos? No sé qué zapatos son esos», le digo un tanto perpleja. «Pues, claro, los que me va a traer el Olentzero», me contesta con rotundidad. Yo, a lo mío: «Pero ¿cómo se va a enterar Olentzero qué zapatillas son las que te gustan?». «Pues, muy fácil, se lo dices tú y ya está», responde El Hadji en plan facilitador.

Frutos

Estándar

2013-12-22 13.24.08castañas-asadas«Me encantan las castañas asadas», exclama El Hadji tras dar cuenta de casi una docena de ellas que le ha comprado Floren en Ermua. «Las voy a echar de menos cuando vaya a Senegal», añade apesadumbrado. Y pregunta: «¿las castañas son una fruta?». Le digo que sí, pero preciso la respuesta: «Son un fruto seco, como también lo son los pistachos, las nueces, las avellanas…». Después la conversación gira hacia otras frutas de Senegal «que también me encantan, como los mangos». Y los dos recordamos el fruto de mango que hace ya más de tres meses plantó El Hadji en nuestra casa. Ahora, y aunque es invierno, ha echado un par de hojas que auguran una buena cosecha para el futuro. Pero ahora, ya en el presente, ha habido esfuerzos que también han dado sus frutos; como el de toda esta Tierra de Mujeres/Hombres que, con la ayuda de la ciencia y los médicos, ha conseguido que El Hadji vuelva sano a su casa en Dakar el próximo día 30.  Y ese será nuestro mejor postre esta Navidad.

Invierno

Estándar

20131221_132339_resizedDicen que ha comenzado el invierno. El frío, la lluvia, la nieve… toda la naturaleza se prepara para un merecido letargo. Será también lo que hagamos nosotros cuando se vaya El Hadji. Y en ese sueño invernal recordaremos su estancia de diez meses aquí y nos calentaremos con el fuego de sus ocurrencias, con la lumbre de su picardía y con  la energía de su cuerpo menudo lleno de vida. Así irá pasando el invierno y llegará una nueva primavera y, después, de ella, llegarán también los recuerdos ya muy lejanos de los días de playa del último verano, sabiendo eso sí, que en Dakar hay un niño que aquí le quitó el miedo al agua y casi aprendió a nadar.OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Con nota

Estándar

SAMSUNG DIGITAL CAMERASAMSUNG DIGITAL CAMERA«Me han dado las notas: dos oso ondos, cuatro ondos y sólo un gutxi. Algunos chavales tienen hasta tres gutxis. El pastel de chocolate, riquísimo. Han comido casi todos los niños y algunos han repetido hasta tres veces, y eso que habían comido bocata de cerdo primero», le cuenta El Hadji a Floren nada más llegar a casa. No hace falta preguntarle nada. Está tan contento que no puede parar de hablar. Se muestra encantado con la despedida que le han hecho en la Ikastola. Los compañeros de clase le han regalado un montón de dibujos, todos ellos llenos de colorido y buenos deseos. «Me los voy a llevar todos conmigo a Dakar», nos dice El Hadji feliz con el detalle de los chavales. Hoy, de libros, nada de nada. Hoy, bocata de chorizo, pastel de chocolate y juegos. «Y además hemos ganado. Bueno, en la sokatira, nos han ganado», confiesa El Hadji con cierta resignación.

Pastelero

Estándar

SAMSUNG DIGITAL CAMERAHoy El Hadji ha hecho sus pinitos como dependiente en la tienda de Idoia. «Oye, chaval, tienes que darme la receta del pastel de chocolate, porque estaba riquísimo. Te lo digo de verdad. A lo mejor tu futuro está en ser un buen pastelero», le dice Idoia a modo de saludo nada más llegar. De vuelta a casa, nos ponemos manos a la obra y hacemos el segundo pastel. Este es uno de los que llevará el viernes a la Ikastola, para su despedida. Pero esta vez nos surge una duda y tenemos que llamar a Haize, momento que El Hadji aprovecha para contarle que ha llamado Alfonso y que el día 30 tenemos que estar en el aeropuerto a las 06:15. Haize le dice que, posiblemente, no van a poder ir a despedirle, porque a esas horas no hay autobuses. «Sí, pero hay taxis», le replica el chavalote sin cortarse ni una miaja. Continuamos con las manos en la masa y, entre batido y batido, le pregunto a ver qué le parece eso de dedicarse de mayor a la pastelería. «Bueno, no está mal, pero hay un problema, porque yo creo que con eso no ganaría mucho dinero»,  responde El Hadji sin atisbo de duda. ¡Poderoso caballero es don dinero!

Chocogracias

Estándar

SAMSUNG DIGITAL CAMERAEl Hadji ha empezado la semana poniendo en práctica la receta de Haize: bizcocho de chocolate. A mi me ha tenido de pinche, y doy fe de que, el chaval, mandar, manda. «Ponemos el chocolate y la mantequilla a derretir. ¿Dónde lo ponemos? Ya está. Ahora, los huevos, la leche y el azúcar. Todo bien batido. Echamos el chocolate y la mantequilla. Todo bien mezclado, añadimos la harina. Mídela. No, no, un poco más. Échame la levadura. Seis minutos en el microondas a toda máquina. Mejor que lo metas tú, porque a lo mejor se me cae», remata el El Hadji. Como tiene buena pinta y mejor sabor, una vez frío, pensamos que, compartir el primer pastel hecho por El Hadji con Idoia y Aida, podría ser una bonita manera de darles las gracias por haberle dejado usar el water de la tienda (entre otras muchas cosas), cada vez que la vejiga apretaba y no había tiempo de llegar hasta casa. «Vengo a traerte las gracias», le dice El Hadji a Idoia nada más entrar en la tienda. ¡Gracias con sabor a chocolate!

Txapeldun

Estándar

txapela_buruan_logoFinal del Campeonato de Bertsolaris de Euskal Herria en el BEC (Barakaldo). Conectamos ETB1 que lo retransmite en directo. Mal plan para El Hadji que, lógicamente, prefiere los dibujos animados de Doraemon o de cualquier otra cosa. Así que Haize le propone salir un rato a los columpios, a lo que él accede gustosamente. Cuando vuelve, al de una hora larga, se encuentra con el mismo panorama, los dichosos bertsolaris estropeándole su ocupación favorita. No importa en cualquier caso, mejor eso (ver la Final) que tener que leer o hacer deberes. En un momento determinado, le pregunto su opinión al respecto. «¿Qué te parece esto de los bertsolaris?». Su respuesta, tan contundente como socarrona: «¡Esto, para ganar un gorro de casero sólo. Pues para eso no hace falta ir a esa bertsolaritza!».

Sábado musical

Estándar

20131214_19250320131214_125512La mañana de este esplendido sábado ha comenzado bajo el signo de la música. Así, hemos descubierto que el nuevo oficio de El Hadji es el de compositor de canciones. Bueno, más bien, letrista. Su primera aportación a la Historia Mundial de la Música se titula “Ai que trabajar” en versión original. Su propuesta va acompañada, eso sí, de una recomendación en cuanto al estilo musical: “Ai que cantarla en rap”. He aquí la letra:

“Ai que trabajar”
Ahora estoy en la calle
jugando con mis amigos
pero también se puede jugar
pero también ai que trabajar
y hacer los deberes
porque si no cuando sea mayor
no tienes trabajo y estás en la calle
pidiendo dinero
y con eso no te ganas nada… yeah

Luego, al mediodía, ya en la calle, El Hadji se ha juntado con los Amigos de la Guitarra de Barakaldo, en un concierto que han dado en la Plaza Nueva. Y por la tarde-noche, su momento musical ha sido cuando ha acompañado al Otxote Txipli Txapla, en el que participa Joxean Lozano (de Gizakien Lurra) por el Casco Viejo. Un gran broche a un día impregnado de música.

Vago

Estándar

Floren y El Hadji acaban de llegar de Bilbao. Han estado en la reunión del Gizakien Lurra/ Tierra de Hombres. Cuando nos sentamos a cenar son las 21:45 y le recuerdo a El Hadji que es muy tarde y que tiene que cenar rápido, porque mañana, a las 07:30, se tiene que levantar para ir a la Ikastola. «Que no, que no es tan tarde. Un día, en Senegal cenamos más tarde de las diez. Yo tenía las tripas pegadas de tanta hambre. Estábamos mi padre, mis hermanos, mi tía y yo; todos esperando a mi madre, que había ido a una boda», nos cuenta El Hadji. «Claro, para cenar todos juntos, ¿no?», le pregunto. «No, no. No es por cenar juntos, es porque mi tía estaba viendo la tele y nosotros no sabíamos hacer la cena», responde con claridad. «Mira, eso no le hubiera pasado ni a Floren, ni a Txema, ni a Unai, ni tampoco a Xabier, porque ellos saben cocinar», le digo con un cierto retintín. «Eh, eh, de eso nada. Xabier no hace nada, siempre está jugando con la play. Es un poco vago. Bueno, como yo», replica El Hadji a modo de justificación.

¡Agur, Gurutzeta!

Estándar

20130217-02-Cruces-Hospital-1Esta mañana El Hadji ha estado en Gurutzeta y, cuando el Dr. Blanco le ha preguntado qué tal estaba, la respuesta del chaval no ha podido ser más contundente: «¡Muy bien hasta el infinito!». Precisamente, hoy hace nueve meses que tuvimos la primera consulta. La cosa no pintaba nada bien. El futuro de El Hadji se vislumbraba lleno de nubarrones. Pero, poco a poco, empezaron a aparecer pequeños rayos de sol en el horizonte. Primero, el preoperatorio; después, la intervención y el postoperatorio; y, finalmente, llegó el verano y los nubarrones se disiparon. Eso sí, con un par de sustos por el camino, aunque por fortuna, sin consecuencias. «Eh, que me ha dado la alta y Alfonso dice que en diez días, a lo mejor, me voy a Dakar», me dice El Hadji a modo de saludo al entrar en casa. Para celebrarlo, después de comer ha cogido el patinete y la pelota y se ha ido dos horas largas a la plaza. Hoy no ha sido un día cualquiera. Hoy es ¡Agur, Gurutzeta!

Hacer la pelota

Estándar

SAMSUNG DIGITAL CAMERA«Ya he acabado», exclama El Hadji orgulloso mostrándome la pelota. La verdad es que el chaval ha estado toda la tarde sin levantar la cabeza, pero ha merecido la pena, porque, para ser la primera, la pelota tiene muy buena pinta. «A ver qué te dice mañana el médico», le comenta Floren durante la cena. «Yo no sé qué va a decir el médico, pero yo le voy a decir que estoy ultra, mega, súper, muy bien», le contesta El Hadji pletórico. «Bueno, hoy puedo ir a la cama más tarde, ¿no?. Mañana no voy a la Ikastola y puedo levantarme a las nueve», concluye El Hadji con una pícara sonrisa. Este chico, si no gana, empata, pero perder, nunca.

Una hija

Estándar

SAMSUNG DIGITAL CAMERACosa rara,  pero hoy El Hadji ha venido de la plaza antes que nunca. Entre ir, echar un vistazo y volver, diez minutos. Todo un record para este chaval. «Mis amigos no están en la plaza y voy a aprovechar para hacer la pelota», le dice a Floren nada más abrirle la puerta. Y dale que te pego a la aguja lo encuentro yo cuando llego a casa. «Por si acaso, quiero acabar la pelota. Mira lo que me he hecho», responde El Hadji a mi saludo alargando la mano para que le vea la tirita que tiene en un dedo. Enseguida me cuenta que se ha pinchado con la aguja, que ha sangrado un poco y que coser la pelota es más difícil de lo que pensaba. «Pero ¿qué pasa?, ¿en Senegal no hacéis eskulanak?», le pregunto. «No, no,  en Senegal sólo trabajamos con la cabeza. Por eso, mi madre quería tener una hija, porque así le podía ayudar en casa», me contesta El Hadji con toda naturalidad. Yo diría que eso me suena…

Nueve meses

Estándar

cigüeña-volandoSí, el pasado sábado se cumplió el noveno mes de estancia de El Hajdi en Euskal Herria. Nueve meses repletos de experiencias para todos, en primer lugar para él, pero también para las familias de acogida y apoyo, así como para todas las personas que tanto desde la propia Tierra de Hombres (el delegado Alfonso, por supuesto; o la familia Adela/Joxean que le acogió en verano, entre otros much@s) como desde fuera de la organización se han involucrado en su cuidado y apoyo, bien en tareas médicas, educativas, de ocio, etc. Nueve meses que están a punto de dar a luz (si todo transcurre normalmente el próximo miércoles día 11) el alta definitiva  de El Hadji y el retorno a su tierra, completamente sano de los problemas médicos que le trajeron hasta aquí. Allá volverá un chico cambiado en muchos aspectos y aquí quedaremos mucha gente a la que, seguro, en algún aspecto, también nos cambió nuestras vidas.

Frozen

Estándar

msf_frozen_lg_v13Es la solución más socorrida para una fría tarde de un sábado en esta época del año: ir al cine. Así que El Hadji va a ver “Frozen”, una de las últimas películas de la factoría Walt Disney. Una historia mezcla de aventura y comedia en la que los duendes, dos princesas y el hielo centran la narración. Junto a ellos, algunos de los personajes, normalmente secundarios, que hacen las delicias de los más pequeños, en este caso, un muñeco de nieve muy divertido llamado Olaf. «Es el más gracioso de todos», comenta el Hadji nada más quitarse las gafas de tres dimensiones. «¿Y cuál es el mensaje de la película?», le preguntamos después ya en casa. «¡Ah, pues no se!», exclama sorprendido ante una cuestión más propia para un crítico cinematográfico. Intentamos entrar en materia aplicándolo a la película. «¿Qué es lo más importante en esta película, el amor o el poder, qué es lo que mueve al mundo», le pregunto en plan Carlos Boyero. «¿Y qué es el poder?», responde El Hadji dándole una vuelta filosófica al concepto. Veo que la cosa se complica y se lo traduzco como “la fuerza”… y vuelvo a la carga. «¿Qué es más importante, entonces?», insisto. «¿La fuerza?», asiente él dubitativo. Pongo cara de poker y, de inmediato, cambia la respuesta: «El amor». Bueno, no está mal para una fría tarde otoñal. 

ir al cine

muñeco de nieve muy divertido llamado Olaf

“Madiba”

Estándar

images«¿Sabes quién es Nelson Mandela?», le pregunto a El Hadji después de comer. «Sí, un presidente de un país africano, de Sudáfrica», responde seguro. «Y qué más sabes de él», insisto. «Pues que se ha muerto y fue el primer presidente negro de su país», contesta de nuevo.  No está mal para un chaval de once años. Después, cuando la ración de televisión y dibujos animados ha superado el límite establecido, hablamos más de “Madiba”. Le cuento algunos de los aspectos más importantes de este hombre cuya dimensión política y humana trascenderá a la Historia. Es nuestro pequeño recuerdo de homenaje a uno de los “imprescidibles”, en palabras de Bertolt Brecht.

El beso de Porrotx

Estándar

SAMSUNG DIGITAL CAMERA“Bizipoza” es el último trabajo de Pirritx, Porrotx eta Marimotots. Y bizipoza es lo que ha sentido El Hadji cuando ha visto las entradas para ir hoy a Berriz. «Lo que más me ha gustado es cuando han cantado ´Eskuetan´, mi canción favorita. Yo también he cantao y he bailao. Además, tú decías que no, pero  Porrotx me ha conocido», afirma El Hadji satisfecho. «¿Cómo sabes tú que te ha conocido?», le pregunto, «Pues, porque me ha echao un beso y me ha hecho así», me contesta llevándose la mano al corazón. El Hadji, desde que estuvo en el estudio de grabación de Andoain, decía que no se quería ir a Senegal sin ver actuar a Pirritx, Porrotx eta Marimotots. El chaval quería verlos en traje de faena y lo ha conseguido. Por tanto, objetivo cumplido.

Timador timado

Estándar

SAMSUNG DIGITAL CAMERALo último que hace furor entre la chavalería de la Ikastola es una pelota rígida con un pequeño muñeco de goma en su interior, que los chavales estampan contra el suelo y esperan a ver cuánto bota. Por supuesto, El Hadji también  tiene uno.  «Hoy me ha timao un niño», nos dice el “angelito” mientras merienda. «¿Qué es eso de que te ha timado un niño?», le pregunto expectante. «Pues que yo creía que su muñeco botaba más que el mío y le he dicho que se lo cambiaba», me explica con gesto apesadumbrado. «¿Y?», le digo. «Me ha dicho que sí y se lo he cambiado y bota menos que el mío, es peor», concluye El Hadji. «O sea, que tú querías engañarle a él, y ha sido él quien te ha engañado  a ti, ¿no?», le resumo la situación.  He aquí otro timador timado.

Prueba musical

Estándar

Sin trampa ni cartón. Hoy, El Hadji muestra la prueba de sus habilidades cantarinas en la lengua de Etxepare, interpretando “Behin betiko”, la canción de Pirritx, Porrotx eta Marimotots. Eso sí, ha habido que hacer un master en técnicas de gestión de archivos audiovisuales para su incorporación a este blog pero, en cualquier caso, el resultado ya está a la vista de los headhunters de jóvenes promesas musicales. Hay que decir, también en su descargo, que alguna estrofa se le encasquilla un poco pero que, en general, merece un notable alto.

Lo importante es la música

Estándar

20131130_200107«¿Creo que el día 4 vas a ir a ver a Pirritx, Porrotx y Marimotots a Berriz?», le pregunto a El Hadji mientras esperamos al autobús que nos lleva de Ermua a Bilbo. «Sí, pero todavía no tenemos entradas», me contesta con cierto aire de resignación. Pero, le pregunto inquisitivo, «¿ya entiendes a los payasos hablando en euskera?». «A mí no me importa, me da igual que hablen en chino o en inglés», responde autosuficiente, «porque lo importante es saberse las canciones y yo ya me las sé», sentencia. Incrédulo, cuando llego a casa le someto a un interrogatorio más extenso y compruebo que si, en efecto, se sabe unas cuantas canciones de ellos (“Maite zaitut”, “Eskuetan”, “Behin betiko”…) aunque, eso sí, no entienda lo que dicen la mayor parte de sus letras. Pero bueno, tampoco es para ponerse exquisitos con este chaval de Dakar (Senegal), que hay habitantes de Arrigorriaga o de Pasaia (por decir sólamente dos localidades vascas) a los que el euskera les queda todavía más lejos.

Las bicicletas son para el verano

Estándar

El Hadji ha encontrado una estrategia fantástica para hacer frente al frío: recordar el calorcito del verano, sobre todo, la  semana de vacaciones en Noja. «Un día, en una cosa como en la bodega, Joxean y yo hicimos fuego. Adela hizo la comida: alitas de pollo, riquísimas. Y,  Beñat y Oier, jugando, sin hacer nada. Encima, las alitas se quemaron un poco y ellos protestaban. Pero por dentro estaban buenísimas. Hala, en la caravana, te levantas y, si hace buen tiempo, a la playa o a la piscina. Y el primer día, cuando llegué, una fiesta de vestirse, yo me vestí de caballero, con una espada y todo», recuerda El Hadji con gran nitidez. «¡Qué bien! Yo lo entiendo, sin deberes, sin  broncas de Maite, sin madrugar…», le comento. «Eh, eh, Adela, no,  pero las broncas de Joxean son más gordas que las de Txema y tú juntas. Pero sólo con Oier y Beñat; conmigo, no, porque yo me portaba muy bien. ¿A que te lo dijo Joxean a ti?»,   pregunta El Hadji buscando la confirmación de Floren. Sin duda, 2013 será un año imborrable para El Hadji y, por supuesto, también su verano.

JanariaKliburutruK

Estándar

SAMSUNG DIGITAL CAMERAAunque sabemos que no es tarea fácil, en la medida de lo posible, queremos   que la percepción de El Hadji acerca de nuestra situación socioeconómica sea lo más ajustada posible; es decir, no queremos contribuir ni al mito de la “ierra prometida” ni, tampoco, del “paraíso europeo”. Por supuesto, sin olvidar que estamos hablando de un chaval de once años. Por esta razón, hoy le hemos invitado a El Hadji a participar en la campaña JanariaKliburutruK / AlimentoXlectura, de la Biblioteca de Ermua. «Esa comida es para la gente que no tiene casa y tampoco tiene dinero», me dice cuando le pido que me cuente por qué se hace esta campaña. Nosotros no sabemos si habremos conseguido algo con este gesto, pero El Hadji lo tiene claro. El ha llevado el agua a su molino, consiguiendo que Isa, la bibliotecaria,  le diese dos DVDs,  pero un sólo libro.

Minientrada

SAMSUNG DIGITAL CAMERAHoy ha sido el primer día de clase para El Hadji y hay que decir que ha empezado con muy buen píe, porque por la tarde tenía piscina y, por si acaso, él ha hecho txanda pasa. Pero, visto lo visto, podía haber ido perfectamente, porque este chaval es del mismo Bilbao. Cuando hemos ido a recogerlo venía ufano y altanero, con la chamarra abierta de par en par. «En la Ikastola todas las andereños preguntándome ¿qué tal estás?, ¿qué tal en el hospital? Luego, todos los niños también ¿qué tal estás?, bueno, todos menos uno», nos cuenta El Hadji simulando un cierto cansancio, aunque en realidad la criatura está encantada de volver a  ser el centro de atención. Después de cenar, le recuerdo que tiene que leer un poco. «Sí, sí, pero sólo una hoja, porque tiene un mogollón de letras, ¿sabes?», me dice con gesto de estar profundamente cansado. ¡Puro teatro!

Mogollón de letras

Piratas

Estándar

20131124_114139Antes de volver con Maite y Floren a Ermua le propongo a El Hadji visitar en los muelles del  Museo Marítimo de Bilbao el “Shtandart”, un “barco pirata” que, en realidad, no es sino la réplica de un velero-fragata ruso de hace 300 años. Intrigado ante la posibilidad de ver a “corsarios con auténticas patas de palo”, El Hadji no deja de coserme a preguntas. «¿Pero no serán piratas de verdad, n0?», deja caer incrédulo. «¿Y qué hacen aquí?»… Como me muevo en el terreno de las evasivas, El Hadji toma la iniciativa haciendo gala de sus conocimientos geoestratégicos en el mundo de la piratería. «Pues en Rusia no hay piratas», asegura como quien conoce a fondo las andanzas de Putin y compañía. «Y dónde están, entonces, los piratas?», le pregunto haciéndome el sabihondo. «Pues en Somalia», me contesta con rotundidad aplastante. ¡Y uno creía que no hacía caso en la televisión a nada que no tuviera que ver con los dibujos animados!

El Hadji for president

Estándar

1322438139_0Salvo confundir la sabana tropical africana con “algo para taparse”, la palabra colonia aplicada a territorio sometido o dependiente “con eso que echas para oler bien” y las “etnias” de Senegal con “hernias”, hay que decir que El Hadji se ha esforzado en la lectura del libro que le ha tocado en la tarde de este sábado desapacible: “Hoy día en Senegal – El diario de un niño”. Eso sí, tras la lectura de unas cuantas páginas del libro se ha postulado como el próximo presidente del país e, incluso, ha anunciado algunas de las primeras medidas que tomará ya investido como máxima autoridad gubernativa: 1) Ayudar a la gente que no tiene trabajo. 2) Hacer que la comida cueste menos dinero. 3) No mandar a los polis para que maten a la gente. 4) Poner la luz más barata. 5) Y arreglar las casas del barrio Grand Yoff, donde vive su coetáneo El Hadji Gorgui Fall “Papa”. Para empezar no está nada mal. Ya estamos preparando las papeletas para votarle.